La relación con nuestra madre, ¿condiciona nuestra forma de vivir la maternidad?

A día de hoy sabemos que cuándo se está gestando una nueva vida, las características  de esta nueva persona están impresas en el ADN, pero no sólo las físicas, sino también el carácter y la personalidad (es por eso, que en una misma familia predominan las personas alegres o que casi todos  sean muy inteligentes, etc.) Yo siempre había pensado que la forma de ser de cada uno “se mama” desde la infancia, y no estaba del todo equivocada… ya que la manera en la que nos educan y nos crían va a moldear nuestra personalidad adulta.

Por eso, a todas las embarazadas que conozco, y a sus parejas también, les doy la enhorabuena porque YA son papás, aunque su bebé aún no haya nacido. Les explico que ya antes de nacer, la forma en que vivan su embarazado va a influir en la futura personalidad del niño. Esto es algo que todo el mundo sabemos: PAPAS FELICES es igual a HIJOS FELICES. Yo aún no he conocido a nadie que me cuente que a pesar de que su madre estaba con depresiones continuas y que su padre no portaba apenas por la casa, tuvo una infancia feliz… Está claro, que podemos superar una infancia traumática y ser adultos plenos y felices, pero eso, seguramente, requerirá ayuda profesional y/o mucho afán de superación y crecimiento personal.

En mi caso, por ejemplo,  me he criado en una familia dónde los besos, los abrazos y los “te quiero” brillaban por su ausencia. La forma de querer de los míos, digamos que es bastante peculiar… pero a pesar de éste hecho, todos nos queremos muchísimo. Sin embargo, yo he crecido con esa necesidad, y aunque siempre he tenido fama de “arisca”, en realidad, resulta que soy bastante cariñosa… ¡a veces incluso empalagosa! (que se lo digan sino a mi hijo, jejeje!)

Debido a ésto, cuándo me quedé embarazada de mi primer hijo empecé a hacerme preguntas: ¿qué tipo de madre voy a ser? ¿seré cariñosa? ¿seré buena madre?, preguntas que supongo que casi todas nos hacemos en algún momento de nuestra vida. Cómo por aquellos años, internet no estaba al alcance de todo el mundo, me dirigí a la biblioteca de mi ciudad a encontrar respuestas… y allí descubrí, que todos mis miedos, mis inseguridades, mi falta de autestima, me venían dados por una infancia con algunas carencias a nivel afectivo. En ese momento, yo me sentí mal y eché la culpa de todo a mi madre por no ser más cariñosa conmigo, pero después de algunos años me he dado cuenta de que, realmente, toda la culpa no es suya… yo tengo bastante parte de culpa también, por no haberme dado cuenta de que ella me quiere muchísimo, pero su manera de demostrarlo es diferente que la mía. No quiero que nadie piense que mi madre me maltrataba o algo así… simplemente crecí con 4 hermanos más, y claro… entre que la pobre trabajaba, los 5 críos, la casa, la compra, las comidas, etc. ¡¿quién da para más?!

Simplemente… ahora que soy madre, ¡he comido huevos! ¿a quién no le han dicho esto alguna vez al criticar o cuestionar el comportamiento de sus padres?

Desde que soy madre, entiendo a la mía y esto le pasa a la gran mayoría de las mujeres. También he observado, que si una mujer ha tenido una infancia feliz copia en gran parte el estilo de crianza, pero sino ha sido ese el caso, difieren en muchos aspectos de cómo lo hicieron sus madres. Por eso yo, no me cansaba de tenerlos en brazos, ni me he cansado de comérmelos a besos, ni de jugar con ellos, primero porque a mi hacen muy feliz esos raticos y segundo porque si ellos me lo piden… será porque lo necesitan ¿no?

¿Y tú, como crías o piensas criar a tus hijos?

No quiero terminar estas lineas, sin agradecer a mi amiga Andrea que me ha enviado esta foto que me inspiró este artículo… sobran las palabras.

P.D.: ¡TE QUIERO MAMA!

Próximo post:  “Un nuevo enfoque sobre la lactancia y la presión social “

Anuncios

10 pensamientos en “La relación con nuestra madre, ¿condiciona nuestra forma de vivir la maternidad?

  1. Queridisima amiga

    Me emocionan tus palabras, se lo difícil que es hablar de tu propia experiencia.
    tengo dos cosillas que aportarte, la primera es que no hay culpables, ni tu mama, ni tu. Sois dos seres recorriendo un camino y ninguna de las dos habéis venido al mundo a cumplir las expectativas de la otra. Sois lo que sois!.
    A veces es doloroso aceptar lo que sucedió, lo que no se nos dio, pero es mucho más curativo salir del anhelo de lo que no fue y entrar en la aceptación de lo que fue y que así estuvo bien porque es lo que te lleva hoy a ser lo que eres. Y es ver la grandeza como padres de que lo que damos es lo que sabemos y queremos y que entonces esta bien. Aun cuando lo hagamos “muy bien” nuestros hijos tendrán ciertas carencias porque no podemos suplir sus necesidades como a lo mejor ellos necesitan.

    Liberate de esa posible carga!

    Y otra cuestión sumamente importante y que a mi me ha ayudado es salir del concepto, de la idea de ser algo igual o diferente a tu mama, porque aunque hagamos el contrario seguimos precisamente atados al mismo concepto, aunque lo hagas al revés sigues pensando en base a lo que ella hizo y fue. No se si me explico porque es difícil la verdad!. Y es difícil salir del concepto pero no imposible!

    Como profe de Yoga aprendi que la verdadera liberación es salir de esa polaridad, ni lo que ella hizo ni el contrario. SE SIMPLEMENTE TU, porque TU eres y esta bien COMO ERES!. Es aceptar lo que se te dio, dejar de anhelar lo que no fue y avanzar a ser algo diferente! es hacer una nueva versión. La versión 2.0 de ti, de la educación que recibiste e ir mucho más allá.

    VE MÁS HAYA QUERIDISIMA AMIGA!!
    Espero que este comentario te ayude, porque esa es mi única intención preciosa. Y que así lo tomes.
    Te mando tantos besos y abrazos que no alcanzas ni a respirar. jajajaja!

  2. Perdón me acabo de dar cuenta, como disléxica que soy. jeje. de que he puesto HAYA, no te vayas a ningún Haya, jajaja que aunque son arboles hermosos no tienen nada que ver o si con este post. recuerda lo de la clase de ayer. Bueno en fin que quería poner allá. besikos!!

  3. Cuando hechas la mirada atrás, y te vez pequeña , con mas o con menos y te miras hoy en el espejo. Y en mi caso cada dia que soy conciente intento no cometer errores y no dejar palabras, ni abrazos para mañana, yo he crecido con una relacion con mi madre que me ha enseñado mucho y gracias a esa relacion, hoy lucho por mis hijos sientan nuestro
    cariño y que ellos crezcan con la fortaleza de tener una familia

    • ….y hablando de parecidos, como dice el anuncio “a quien voy a engañar, si cada dia me parezco mas a mi madre ” jajajajajajajaja.
      En unos años si mi hija dijera eso o lo pensara se me cae la bombacha!!!

    • Kuki, te conozco hace ya muchos años, pero no sé si sabes que pienso que eres una gran mujer, al igual que tu madre. ¡Todos en tu familia me transmitis mucho amor entre vosotros, pero es que todavía os sobra para compartir con los demás…! Te quiero amiga! Muack!

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s