Esos pequeños tiranos

bebe enfadadoCon el paso de los años, y sobre todo después de haber sido madre, me he ido convenciendo de que los bebés son capaces de ver más allá de lo que los adultos somos capaces. Y no me refiero a  si ven o no espíritus o almas o como lo quieran llamar, sino a que un niño es capaz de percibir de las personas eso que nos diferencia a unos de otros, eso que nos hace ser especiales, son capaces de captar mucho más de una persona con una sola mirada y a metros de distancia que un adulto conversando con otro en horas y horas.

Siempre he pensado que los bebés no son tontos, son pequeños, pero tienen mucha sabiduría… qué no es lo mismo que “saber latín” como muchos pregonan. Los bebés saben muy bien lo que quieren, cuándo lo quieren, en quiénes pueden confiar y en quiénes no, y todo lo que hacen, lo hacen o por instinto o por amor, estoy segurísima de que no les mueve ninguna otra razón.

Si comparamos la relación padres-bebés con la relación con nuestra pareja (de la cual estamos enamoradísimos) podemos observar las similitudes que hay. Por ejemplo, ¿Qué pasaría si tu pareja te dijera que no te abraza porque te acostumbras? ¿Y si en mitad de la noche te despertaras asustada por una pesadilla y llorando buscaras su consuelo y él hiciera oídos sordos a tus lamentos? ¿Y qué pasaría si te dijera que tienes que dormir sola en otra habitación? ¿Y si te obligara a comerte todo el plato de comida aunque vomitases? ¿Y si te diera unos cachetes de vez en cuándo porque no recoges bien la casa o porque hoy has llegado tarde al trabajo?

Muchos me diréis: -“¡Mujer, no es lo mismo!”- ¿Ah no? ¿Por qué? ¿Por qué no es lo mismo? ¿Quizás porque los bebés son pequeños? ¿Quizás porque pensamos que no saben nada y tenemos que enseñárselo todo? ¿Quizás porque pensamos que nos pertenecen? Al fin y al cabo, son nuestros hijos ¿no?

 No creo que yo sepa más que nadie, así que no te voy a decir cómo debes criar a tus hijos… y si necesitas que alguien te lo diga hay muchos pediatras, vecinas, abuelas, y libros de “expertos” que estarán encantados de decirte cómo has de hacerlo.

 Yo únicamente te voy a pedir una cosa: Qué reflexiones, qué te preguntes el por qué tu hijo llora por las noches, no quiere comerse todo el potito o te pide brazos todo el tiempo. Busca en tu interior, fíate de tu instinto: ¿Te crees todo lo que te cuentan? ¿Crees que cualquier persona conoce mejor a tu hijo que tu misma? ¿Qué crees que ocurrirá si no le enseñas a dormir con el método fulano, sino se come todo lo que el fabricante de leche o potitos piensa que tu hijo puede comerse? ¿Crees que si lo tomas en brazos cada vez que te lo reclama vivirá eternamente colgado de tu cuello? ¿De verdad piensas que tu hijo es un pequeño tirano malcriado que nada más llegar a este mundo lo único que hace es someterte a la esclavitud de la teta y los brazos?

 ¿Qué crees que ocurrirá si le das lo mejor de ti: tu leche, tu tiempo, tu regazo, tu amor?

 Volviendo a la similitud entre la relación de pareja y la que tenemos con nuestros hijos, encuentro que cuándo das lo mejor de ti mismo a la persona que amas pueden ocurrir dos cosas: qué tu pareja te corresponda de la misma manera o que te deje porque ya no te ama, en este caso lo mejor es quedarte con lo bueno que has vivido de esa relación. Pero cuándo le das lo mejor de ti a un hijo, éste te lo devuelve con creces… y además, esta sí que es una relación para toda la vida.

Anuncios

2 pensamientos en “Esos pequeños tiranos

  1. Cuánta verdad, cuánto respeto y cuánto amor hay en tus palabras.

    Yo tampoco creo que sean tiranos, es tan sencillo como que AÚN son capaces de pedir lo que necesitan (nadie pide lo que no necesita, como dice Gutman) algo que -además- nos cuesta tanto generalmente a los adultos. Y es que tenemos tanto que aprender de ellos…

    Una entrada preciosa, me ha encantado.

  2. ¡Un gustazo leer todo eso tan bonito que compartes, Carmen!
    Estoy convencida de que los bebés tienen esa sabiduría interna a rebosar… están conectados con su ser de forma natural…todos lo hemos estado…¡y ahora de grandes hemos de recordar cómo hacerlo…!

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s