Practicando lo práctico

embarazada comprandoComo la gran mayoría de primerizas, yo tenía una imagen idílica de la maternidad: iba a ser una mamá perfecta con un bebé perfecto. Así que meses antes de nacer ya tenía preparada su preciosa habitación pintada y decorada con ositos, su correspondiente ropita perfecta, y una cuna y un moisés y una bañera y un cambiador y un sillón para alimentarle y un cochecito para pasearle y biberones y chupetes (con sus correspondientes imperdibles) y sonajeros y ositos y calienta-biberones y esterilizador y humidificador y… ¡uf! ¡Pero si tenía el catálogo completo de “El Triangulo Verde”! Y todo para descubrir que: 

-La habitación no empezó a usarla hasta más o menos el año y medio.

-La cuna apenas la usé tras descubrir lo práctico que es el colecho.

-El moisés tampoco se usó apenas unos días.

-La ropita se le quedó pequeña y se quedaron un montón de trajecitos monísimos sin estrenar.

-El típico sillón para darle de mamar era lo más, cómo los de las pelis… pero no tan práctico cómo yo pensaba, mucho mejor el sofá o la cama.

-Para salir de paseo era mucho más cómodo el fular o portabebés que el cochecito, que además también se quedó nuevo. La sillita ya es otro cantar… pero la puedes comprar más adelante.

-Cómo sólo le di pecho, biberones, tetinas, esterilizador, y demás artilugios se quedaron sin estrenar.

-¿Humidificador? Por favor… si vivo en medio de la huerta, ¡aquí hay más humedad que en el Amazonas! ¡El agua chorreaba por las paredes, puertas y ventanas! Qué compra más estúpida… pero no acaba ahí, ya que compre otro (aún más caro) de vapor frío… en fin, que los de la tienda me hacían la ola cuándo me veían llegar. Si vives en una zona húmeda no lo vas a necesitar.

-Bañera con cambiador, si que es práctico, pero sólo el cambiador (y si tienes sitio en el baño… sino ni hablar, mejor cualquier mesa, la cama o el sofá). Para bañar al bebé es mucho mejor la bañera de casa, así no acaba todo el baño lleno de agua… Se puede poner un barreñito dentro si no quieres gastar mucha agua, o sino tienes bañera lo puedes poner en el pie de ducha. Con la nena me dolía mucho la espalda para agacharme, así que durante las primeras semanas la bañaba en el fregador de la cocina… ¡el tamaño justo para ella y la altura justa para mí! Y no os escandalicéis, que en el hospital los bañan debajo del grifo en fregadores…

El otro día vi a un bebé bañándose en la bañera dentro de un cesto de ropa, ¡me pareció una idea estupenda, porque así los juguetes se quedan recogidos con sólo vaciar la bañera!

cesto

-Los juguetes, por supuesto cualquier niño por pequeño que sea necesita jugar, pero no te pases con comprando, ya que te darás cuenta que sus juguetes favoritos son papá y mamá.

Así que si quieres ser unos papás perfectos sin gastaros el sueldo de un año, coged papel y boli y apuntad todo lo que vais a necesitar:

-Vuestros brazos para acunar (os podéis ayudar con un foulard o bandolera).

-Los pechos de mamá para amantar.

-El regazo y el pecho de mamá o de papá para consolar y para relajar.

-Un huequecito en vuestra cama para dormir.

-3 o 4 pijamas si va a nacer en invierno o bodys en verano para estar en casa.

-2 o 3 trajecitos o vestiditos para salir de paseo.

-Hasta que no empiezan a andar no necesitan zapatos… (Sí ya sé que son una monería, pero no los necesitan y a la mayoría les resultan incómodos y se los quitan).

-Un bañerita segura para él y cómoda para vosotros con 3 o 4 juguetes de goma (les encantan los patitos)

-Algunos juguetitos adecuados para su edad, y vuestras manos (esto es algo que les apasiona, podrían estar horas observando a sus papás cantando los 5 lobitos, palmas palmitas, etc., etc.)

-Pañales (muchos pañales), cremita para el culete, y toallitas o esponja natural para limpiarle si queréis ser más ecológicos.

¡Ah! ¡Y se me olvida lo más importante! Vuestros labios: para besarle, para cantarle, para decirle lo mucho que le queréis.

Y hasta aquí mi lista de imprescindibles más prácticos. ¡Espero que os sirva de alguna ayuda! Y si ya has dado luz, cuéntame ¿qué fue aquello que compraste para tu bebé que luego no llegaste a utilizar? (Dicen que mal de muchos, consuelo de tontos… pero a mi me consuela bastante saber que no soy la única pardilla que tiró su dinero, jejeje)

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “Practicando lo práctico

  1. ¡Genial tu post! Porque yo aún no me he lanzado al fabuloso y apasionante mundo de las compras para bebés pero ya sospechaba que la mitad de las cosas que nos ofrecen iban a resultar poco o nada útiles. Una vez leído y releído tu post, la lista de la compra se me va a quedar de lo más escueta.

  2. Jajaja…Genial!! Super de acuerdo con el cambiador-bañera y lo de la ropa…y lo de la habitación…me pasó lo mismo Jajaja…jm mejor es lo que tu dices y luego según se vaya necesitando…besos

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s