¡MI MARIDO ESTA EMBARAZADO!

images¡Parece que mi marido estuviese embarazado! es una frase que de un tiempo a esta parte estoy escuchando demasiado frecuentemente… diría yo.

Está claro que nuestra capacidad de gestar una vida es algo que muchos hombres admiran e incluso envidian, tanto es así que cada vez me encuentro con más hombres que comparten los “síntomas” del embarazo con sus mujeres, y entre bromas me piden que le haga la ecografía a ellos porque son los que tienen acidez, antojos, les duele la espalda o se les hinchan los pies.

Suelen ser papas primerizos y entusiasmados con la idea de ser padres, y eso es precisamente lo que me hace plantearme si es realmente la admiración que les despierta el embarazo lo que les lleva a asumir ese rol de hombre-gestante o más bien la falta roles masculinos.

¿Os habéis fijado lo muchísimo que ha cambiado el papel de padre en tan poco tiempo? Es normal que se sientan  perdidos y confusos ante la paternidad…

Siempre que nos enfrentamos a algo nuevo nos invade la incertidumbre de si seremos capaces de hacerlo y de hacerlo bien, necesitamos cubrir las expectativas que creemos que los demás tienen de nosotros y por supuesto,  las nuestras propias. Por eso, recurrimos al ejemplo.

En este caso concreto, las mujeres acudimos al ejemplo de nuestras madres y su estilo maternal será el que por comparación, nos haga formar el nuestro propio. Los hombres acuden también al ejemplo de sus padres, y se encuentran con un modelo claramente desfasado que la sociedad actual no “aprueba” y aquí es donde ellos se encuentran en una encrucijada: ¿cómo ser un papá moderno?

Para ser un “hombre moderno” se les ha vendido de un tiempo a esta parte, que tienen que demostrar sus sentimientos (algo por lo que se les castigaba o reñía de niños), tienen que colaborar en la casa (cuándo no se les ha enseñado a hacerlo desde niños) y tienen que ser un papá responsable, cariñoso, presente, etc.

Nuestros hijos y nietos quizás ya no estén tan confusos cuándo les llegue la paternidad, pero hay que reconocer que el cambio de rol masculino en pocos años ha sido brutal y es normal, que los papas de hoy día, se líen un poquito.

¿Cómo podemos ayudarles?

DURANTE EL EMBARAZO:

Pídele lo que necesites: ayuda para realizar algunas tareas que ahora te agotan, compañía para ir a las revisiones, comprensión cuándo las hormonas te hacen llorar, gritar o reír como si estuvieras loca… Y mimos, muchos mimos… la mayoría de embarazadas necesitan una dosis de mimos extras, así que revisa que necesitas y pide por tu boquita, porque tu compañero estará encantado de satisfacer tus necesidades y de ser parte activa del embarazo.

Anímale a establecer el vínculo afectivo con el bebé: unos hablan a la barriguita, otros les leen cuentos, otros les ponen música, otros acarician, déjale hacer… es muy importante para él y para vuestro bebé. Algunas mujeres me dicen que no les deja tocar la barriga por si les hace daño… ¿no será que quieren al bebé para ellas solitas?

CUANDO YA SOMOS PADRES:

Lo único que no puede hacer el papá es alimentar al bebé si le das el pecho… TODO lo demás los podéis y debéis compartir. Aunque nuestros maridos no hayan jugado con muñecas, no son inútiles… sólo hay que enseñarles cómo se hace y dejarles hacer. Algunas nos ponemos muy pesadas, encima de ellos todo el día: ¿has hecho esto? ¿has hecho lo otro? ¿le has cambiado el pañal? ¿le has sacado los gases? ¿ha dormido? ¿ha comido? Pobrecillos: les hacemos pensar que son verdaderos inútiles en los que no se puede confiar… y lo peor, es que muchos acaban creyéndolo a pies juntillas y lo único que conseguimos es que se desliguen del cuidado y de la crianza de nuestro bebe… una verdadera lástima.

Por todo esto que os cuento, considero muy importante que los hombres de hoy acudan a la educación maternal, dónde se nos explica (a hombres y mujeres) como cuidar al recién nacido y además a los hombres también se les enseña que hacer en el momento del parto. Estos cursos (a los que habría que cambiar el nombre por otro que no les excluyera a ellos) nos transmiten una gran seguridad a los futuros papis… así que, aunque le de “corte” llévalo aunque sea a rastras, te lo acabará agradeciendo.images-1

Anuncios

5 pensamientos en “¡MI MARIDO ESTA EMBARAZADO!

  1. Precisamente una de las cosas por las que me encantan las Sesiones DANDOVIDA con las embarazadas y sus parejas, es por como les cambia el chip a ellos y se hacen conscientes de la importancia que tienen en ese maravilloso equipo de dar vida…,Se conectan más a su pareja y al bebé…y se conciencian de la importancia de su presencia en el momento del parto, y en el sagrado momento de dar la más amorosa bienvenida a su hijo., con todo lo que eso significa. Así que bienvenidos a todos los papis que quieren disfrutar participando al máximo de todo este hermoso proceso.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s